Què hago si mi bebè tiene còlicos?

Por Dra. Betty Mendoza,

 

Una de las situaciones que más comúnmente estresa a los padres de un recién nacido, es ese llanto agudo y potente, que de súbito y sin causa aparente se manifiesta en algunos bebitos. EL TERRIBLE CÒLICO!!!

Para empezar a tomarlo con calma, hay que recordar que la única manera de comunicarse que poseen nuestros bebés es el llanto, que se va a presentar si tiene frío, si tiene hambre, si le molesta el calcetín, o ya se hizo popó, pero también cuando quiere llamar tu atención o simplemente interactuar contigo o sus cuidadores. Entonces teniendo esto en cuenta, hay que dejar en claro que “el llanto NO siempre es sinónimo de dolor”.

Algunos estudiosos se han encargado de observar a los bebés y conocer cuál es el comportamiento del llanto de un niño sano. Quédate tranquila * si se trata de un llanto que no despierta ni requiere consuelo, * si generalmente es durante las últimas horas de la tarde o si notaste que *incrementaron los periodos de llanto entre las 6 y 8 semanas de vida. Relájate, hagas lo que hagas lo esperado es que desaparezcan a las 12 semanas (3 meses).

…… Y què hago mientras desaparecen???

Si bien los cólicos infantiles son una condición benigna y autolimitada son una fuente de disconfort para el bebé, los padres, otros miembros de la familia y cuidadores

Aunque no existe una definición ni una causa bien definidas, se entiende por cólico cuando el llanto de un bebé sano y bien alimentado se vuelve más persistente, inconsolable, excesivo o inexplicado.    El cólico infantil va acompañado de enrojecimiento de las mejillas, tensión en los músculos abdominales y retracción de las piernas sobre el abdomen, otra característica es lo dificultoso del consuelo, y  la duración de estas crisis siempre está asociada con frustración en los cuidadores.

Seguramente te inquieta saber por què le pasa esto a tu bebè?

Aunque como ya lo había comentado, no existe una causa bien clara de estos molestos cólicos, se han tratado de encontrar posibles  explicaciones, como:

  1. Inmadurez neurológica, acompañada de una falta temporal en el control de comportamiento durante el período de transición del desarrollo. Su cerebro se está reorganizando, remplazando las respuestas reflejas por comportamientos controlados.

 

  1. Microbiota: Los bichitos buenos que viven en nuestro intestino y que nos protegen de otros bichos que nos causan enfermedad, difieren entre pacientes con y sin cólicos. Esto puede cambiar según su vía de nacimiento (los bebés nacidos por parto pueden presentar menos episodios de cólicos que los nacidos por cesárea), si recibieron antibióticos, si están siendo alimentados con leche de vaca (fórmulas) o leche de la madre, etc.

. Otras causas que se asocian a estos cólicos son:

  • el tabaquismo de los padres.- Una  serie de estudios ha establecido que los padres que fuman durante el embarazo tienen dos veces más riesgo de tener bebés con cólicos, del mismo modo se encontró el mismo riesgo en bebés cuyas madres habían usado parches de nicotina, sugiriendo un rol de la nicotina en la patogénesis del cólico infantil.
  • Ansiedad en los cuidadores.- Ya que el llanto es percibido por los padres como excesivo e irritante cuaando en realidad es normal.

Por lo tanto, es esencial para el pediatra reconocer en los cuidadores signos de estrés y fatiga, identificar inseguridades en sus habilidades para nutrir y consolar, y reasegurar que estos sentimientos son normales.  Las vulnerabilidades de los padres pueden tener una evolución desfavorable y es muy importante reconocer que el llanto de los lactantes es un problema familiar y social más que una condición médica del infante.

  • El llanto inconsolable está asociado a frustración de los padres lo que puede incrementar el riesgo del síndrome del bebé sacudido “shaken baby”u otras formas de maltrato.

Pero entonces: ¿Qué hago si mi bebé tiene cólicos?

  1. Te sugiero llevar un diario, en el que anotes las características del llanto (agudo o grueso), duración del episodio, a qué hora del día se presenta, si va acompañado de otros síntomas como enrojecimiento de su carita, que se ponga la pancita dura, que doble las piernas, etc….
  2. Contención, envuelve a tu bebé en una manta, como lo hacían las abuelas (envoltura estrecha de los brazos y hombros del paciente con libertad de movimiento de las piernas), esta antigua técnica alemana ha resultado útil en muchos casos.

 Además puede servir si lo meces  despacio, háblale, relájalo, mantenlo en luz tenue, usa música suave, ten el clima de la habitación cálido y lo  más importante de todo, relájate tú y tu pareja.

  1. Masaje. Los masajes en los bebés podrían ser beneficiosos para niños con cólicos ya que mejoran la relación temprana madre-bebé y proveen de estimulación sensorial que induce efectos pacíficos en los niños en general. En esta página podrás encontrar alguno de los videos para masajes.

 4. Habla con tu pediatra: Es normal que te sientas frustrado y cansado, la mayor parte del tiempo esta condición es benigna y se autolimita sin necesidad de tratamiento médico, sin embargo, es necesario que el pediatra descarte otras causas mediante un examen físico detallado, incluso determina